Saltar al contenido
Sujetalibros

Sujetalibros casero

Cuando pensamos en decoración tal vez nos hacemos a la idea de que es algo muy complicado que deberíamos dejar a los expertos. Sin embargo, si somos capaces de integrar detalles hechos por nosotros mismos, como por ejemplo un sujetalibros casero, le daremos ese toque personal que tal vez necesita nuestro hogar.

Elaborar un sujetalibros casero fácil y gratis

Existe un sinfín de opciones para hacer sujetalibros caseros, que no demandan ni mucho esfuerzo ni mucho material. Incluso puedes utilizar material que tengas en tu casa y que puedas reutilizar. En este caso, lo que nos va a ayudar es saber que estamos haciendo algo productivo y donde se va a ver reflejada nuestra personalidad.

¿Por qué utilizar materiales reciclables para elaborar un sujetalibros casero?

Seguramente estás cansado de escuchar que cada día se producen más y más toneladas de basura. Es por esto que debemos abrir nuestra mente y comenzar a iniciar proyectos que involucren material reciclado. Podemos darle una segunda oportunidad a objetos que a primera vista son deshechos, con los que podremos construir verdaderas obras de arte que nos servirán para apoyar nuestros libros.

En este sentido, debemos asumir la responsabilidad y participar más activamente en este proceso, así que antes de sacar cualquier residuo podemos evaluar cuales usos le podemos dar para reutilizarlos.

Para hacer un sujetalibros casero puedes utilizar un sinfín de material de reciclaje, sólo prende el botón de la imaginación y ¡a crear!

Sujetalibros casero de material reciclado

Mientras estamos enclaustrados en casa, tal vez seamos objeto de una especie de tic obsesivo compulsivo de querer ver todo ordenado. Posiblemente se nos antoje reacomodar los libros para lo que necesitaremos soportes para sujetarlos. Puedes construirte un sujetalibros tú mismo con material reciclable.

Hay muchas opciones para usar como material para elaborar un sujetalibros, entre los cuales se encuentran:

  • Frascos de cristal:  Tienen múltiples utilidades, pero en el caso específico del sujeta libro, se puede llenar de tierra y sembrar una planta, rellenarlo con piedras de colores, chapas o cualquier otro material que se te pueda ocurrir.
  • Juguetes: Si tus niños crecieron y aún guardas juguetes que puedan servir como sujetalibros, puedes adaptarlos, cortarlos o fijarlos en una base y listo.
  • Teléfono vintage: Estos teléfonos que ya no usamos pero nos da corte tirarlos, podemos brindarles otra oportunidad, fijando el auricular en una base de madera, con lo cual podemos obtener un adorno muy peculiar.
  • Cartón: Con un cartón podemos hacer una estructura tipo caja, en la cual puedan entrar varios libros. Se puede trabajar el cartón de diversas maneras, pintado o forrado, utilizando el decoupage, papel decorativo o pintura acrílica.

Crea tus Sujetalibros caseros fáciles

Los sujetalibros más comunes son los de madera o metal en forma de “L”. Esto permite que sean muy fáciles de hacer con materiales muy básicos y casi todos tenemos en nuestra casa. También pueden tener otras formas como triangular o un círculo sobre una base, sólo es cuestión de gustos y estilo.

La “L” puede bastar para hacer el sujetalibros, pero podemos ser más creativos y agregarle otros detalles que los haga únicos. Para elaborar un sujetalibros de madera, sólo debemos disponer de tablones o pedazos que tengamos en el depósito, una pequeña sierra, lija, clavos y martillo o cola blanca.

A continuación unas ideas para que logres culminar tu sujetalibros casero con éxito.

Sujetalibros de madera y CD

1 – Disponer de los siguientes materiales: una pieza de madera cuadrada, según las dimensiones que te convenga, un CD, pega blanca y barniz.

2- Imprimir la letra del tamaño del trozo de la madera y remarcarla encima.

3- Si dispones de una caladora, puedes recortar la letra. En caso contrario puedes hacerlo con una sierra manual.

4- Recorta el CD por la mitad, tratando de hacer un corte limpio.

5- Lija la madera con cuidado para suavizar la superficie de corte y retira el resto de polvo con un paño con un poco de alcohol.

6- Se aplica un poco de barniz, preferiblemente sin color para proteger la madera y resaltar sus vetas.

7- Después del secado el barniz, se coloca una pega extrafuerte en la superficie del CD y se coloca la letra, procurando que quede justo en la línea de corte.

8- Esperas unos minutos a que el pegamento haga efecto y ya tienes el sujetalibros casero.

Este es el resultado de hacer un sujetalibros casero, fácil, bonito y barato. A partir de aquí deja tu mente volar y haz todas la variaciones que quieras y puedas.

Por ejemplo, si no tienes una sierra pues simplemente puedes dibujar alguna cosa en la madera, o engancharle una impresión de alguna temática que te guste. También puedes utilizar otro material que no sea madera, como alguna pieza de plástico duro, o incluso un libro antiguo que no vayas a leer más.

Recuerda que estas son solo algunas ideas pero puedes realizar tus propias creaciones como más te gusten!

Sujetalibros con frasco de vidrio

Este sujetalibros casero, nos da una gran variedad de opciones puesto que el frasco puede servir de matero, portavelas o simplemente de florero. Para este proyecto necesitaremos un frasco de vidrio, preferiblemente mediano, una abrazadera que cubra la boca del frasco, dos trozos de madera de 13 x 20 cm y de 13 x 10 cm, pintura, cera y tornillos.Unir los dos trozos de madera con dos tornillos. Le puedes colocar un poco de pegamento para asegurarlo mejor.

1- Luego puedes pintar la madera del color y técnica que prefieras. Si la quieres dejarla natural, con una capa de barniz bastará.

2- Colocar el frasco de cristal sobre la madera para hacer una marca  justo en el centro.

3- Se coloca la arandela en la boca del frasco para marcar el ajuste, luego se hace un orificio en la arandela para colocar el tornillo para fijarla a la madera.

4- Se atornilla la abrazadera a la madera, en la marca que se hizo previamente. Hay que tratar que el tornillo quede hacia el frente de tal forma que sea fácil de destornillar

5- Se  coloca el frasco en la arandela, el cual se puede utilizar como más te plazca. Ya sea con una planta dentro, arena, agua… ¡viva la imaginación!

¿Por qué hacer un sujetalibros DIY o Do It Yourself?

Cuando nos vemos obligados a cambiar nuestra rutina y a permanecer encerrados sin poder salir a la calle, nuestros niveles de estrés se disparan. Esto puede acarrear efectos nocivos en la salud, por lo que es recomendable ocupar nuestro tiempo para distraer la mente, de allí la importancia de tomar en consideración los trabajos manuales.